Las Cuevas de la Villa de Requena atesoran el recuerdo. Ahí están, abiertas al visitante, cesadas hoy de las funciones que antes les dieron sentido. Abajo he observado las escaleras que suben a ninguna parte y los orificios cegados en el techo, señales cicatrizadas de una conexión hoy desaparecida: cueva y casa, espacio vaciado abajo, espacio lleno arriba, molde y positivado, cuerpos gemelos que comparten arista como en un abatimiento. Hoy sólo queda de este vínculo el abajo; arriba no hay nada que revele que bajo el suelo despejado de la plaza se extiende todo un entramado de caminos y estancias que retiene entre sus recodos el eco de cientos de voces.

Pero he aquí que la pintura, que es también cavernaria, que es luz en la oscuridad, nos permite devolver a las cosas su imagen, o dársela a aquello que nunca la tuvo: esos relatos, del abajo y del arriba, históricos, fantaseados, nunca vistos, se hacen posibles gracias a su materia. CAVAR EN LA MEMORIA constituye un archivo de imágenes que imbrica, como sólo la pintura puede hacerlo, la imaginación dentro de la historia, la emotividad en el documento, porque no se trata sólo de mostrar hechos sino de evocar dos pasados perdidos -unas cuevas cargadas de vida; unas casas que ya no están- y el vínculo entre ellos. La pintura se acerca aquí a los habitantes de Requena para dar imagen a su memoria imaginada, recreando visiones inexactas que intentan reconstruir los episodios emborronados de su propia identidad.

He querido restituir al pasado su presente, he querido que podamos contemplar el osario cargado otra vez de huesos, el silo rebosante de trigo, el pozo colmatado de escombros, y he querido inventar las moradas de arriba, sumamente livianas, fantasmales, blancas, como de mirada cegada por la luz, para que cada cual las cargue con su relato único e improbable de las vidas y sucesos que allí fueron.


Cavar en la memoria. Pozo. Acrílico y collage sobre papel. Dos piezas de 120 x 200 cm. 2015

Cavar en la memoria. Osario. Acrílico y collage sobre papel. 120 x 200. 2015

Cavar en la memoria. Silo. Acrílico y collage sobre papel. 120 x 200. 2015

Cavar en la memoria. Túnel I. Acrílico y collage sobre papel. 120 x 200. 2015

Luz primera. Acrílico sobre tabla. 30 x 30. 2015

Serie Impresiones de las cuevas. Acrílico y collage sobre tabla. 30 x 30. 2015.

Exposición para la beca Pedro Marco. Requena, Valencia 2016.